MARCA BETTY CROCKER

Durante un siglo, Betty Crocker ha sido la principal fuente de formación de cocina moderna y desarrollo de recetas en Estados Unidos. Tal y como la propia marca dice “compartir nuestra pasión por la comida, la valiosa sabiduría en la cocina y la experiencia en el estilo de vida, directamente desde nuestra cocina a la suya”.

 

Sobre Betty Crocker

A partir de 1921, cuando Betty Crocker empezó a contestar preguntas por carta sobre cómo hornear, siempre ha estado trabajando para enseñar lo que mejor saber: cocinar.

A través de distintos canales: cartas, radio, televisión y establecimientos propios, el objetivo de Betty Crocker se ha mantenido inmutable. Por ese motivo, cocineros de todo el mundo confían en Betty Crocker, por la ayuda que les da, la confianza y la calidad de sus productos.

Desde los fundamentos y principios culinarios, hasta recetas que suponen atajos a la hora de cocinar distintos productos, Betty Crocker continúa inspirando a cocineros en sus casas de todo el mundo.

 

Betty Crocker: Cómo empezó todo

La historia de Betty Crocker comenzó con una promoción dirigida por Gold Medal Flour en 1921. Los cocineros caseros podían ganar un alfiletero que se parecía a un saco de harina si completaban correctamente un rompecabezas de una escena de moler harina.

Washburn Crosby Company, una empresa que se dedicaba a moler harina y la predecesora de General Mills, Inc., recibió miles de respuestas y una avalancha de preguntas sobre la repostería.

El nombre Betty Crocker se creó para personalizar las respuestas a las consultas de los consumidores. El apellido Crocker fue elegido en honor a un popular director de la empresa recientemente retirado, William G. Crocker. Betty fue elegida simplemente como un nombre que suena amigable.

Se invitó a las empleadas a enviar muestras de firmas de Betty Crocker; el que se considera más distintivo es la base del que se utiliza hoy en día.

 

La cuchara roja de Betty Crocker

El primer producto alimenticio con el nombre de Betty Crocker fue la mezcla de sopa en sobre, que fue creada en 1942. Las mezclas para pasteles empaquetadas de Betty Crocker se introdujeron algo después, en el año 1947 con Ginger Cake, el precursor del actual Betty Crocker Gingerbread Cake.

La marca registrada Red Spoon de Betty comenzó a aparecer en los paquetes de Betty Crocker en 1954. Hoy en día, es un símbolo de la calidad asociada con Betty Crocker y aparece en más de 200 productos, incluyendo mezclas para pasteles, mezclas para galletas, mezclas supremas para brownie, glaseados ricos y cremosos, entre otros muchos y deliciosos productos.